Actualidad
Artículo

La dulzura del café a la crème brûlée

11/11/2019

crème brûlée - cabecera

Cada café tiene su temporada. En verano buscamos cafés ligeros que nos refresquen de las altas temperaturas y en otoño nos empiezan a apetecer cafés más contundentes que nos ayuden a entrar en calor. En esta ocasión os traemos la receta de un café muy dulce, caliente y cremoso como una crème brûlée. 

¡Vamos a ello! 

Preparación sencilla y deliciosa del café a la crème brûlée

Ingredientes 

Toma nota de los ingredientes que necesitas para hacer esta deliciosa receta:

  • Café espresso largo Bonka Essentia Origen (40 mililitros) 
  • Crème Brûlée (20 mililitros) 
  • Nata Montada 

Preparación

Con estos ingredientes ya estás listo para preparar sencillamente esta receta: 

  • Vertemos la crème brûlée en el vaso donde tenemos pensado servir el café. Te recomendamos uno de cristal ancho para que se vean las diferentes tonalidades de esta combinación. 
  • Una vez tengamos este paso hecho, vertemos el espresso largo de Bonka Essentia Origen encima de la crème brûlée
  • Por último, decoramos la superficie con nata montada. Si quieres también puedes añadir un barquillo o cualquier otro dulce para que quede más bonito. 

¡Listo, ya tenemos nuestro café a la crème brûlée! 

Como has visto es bastante sencillo prepararlo, la clave está en saber preparar una buena crème brûlée y un buen espresso. Como lo segundo ya lo tenemos cubierto con Bonka Essentia, te explicamos cómo preparar la Crème Brûlée por si aún no conoces la receta. 


Preparación de una crème brûlée para 4 cafés

Ingredientes 

  • Leche entera 200 g
  • Yemas de huevo 100 g
  • Azúcar 75 g
  • Nata líquida para montar 250 g
  • Canela en rama
  • Azúcar moreno para requemar 

Preparación

  • Comenzaremos hirviendo la leche y la nata en un cazo junto con la rama de canela. Una vez que hierva dejamos reposar media hora tapado el cazo para que infusione la canela. Precalentamos el horno a 100 grados con calor arriba y abajo.
  • En otro bol batimos las yemas junto con el azúcar, e incorporamos la leche y nata a través de un colador.
  • Rellenamos en una superficie apta para horno y las tapamos con film de cocina resistente al calor. Horneamos durante una hora y media. 
  • Una vez fríos o ligeramente templados espolvoreamos la superficie de la crema con el azúcar moreno y requemamos con un soplete de cocina.

¡Listo!

En este caso lo combinamos con café que le da un toque excepcional y lo puedes servir como café de tarde para entrar en calor u ofrecerlo como postre final a una comida excepcional. 

¿Qué te ha parecido? 

Puedes conocer nuestra gran gama de productos o ponerte en contacto con nosotros para mayor información sobre los productos que podemos ofrecerte.