Potencia tu negocio
Artículo

Llena tu cafetería de espíritu navideño

05/12/2019

Cafetería con adornos navideños cabecera

La Navidad está a la vuelta de la esquina y viene con ganas de inundar tu cafetería de espíritu navideño. ¿No sabes cómo empapar tu cafetería del cálido ambiente de esta festividad sin resultar excesivo? Hoy te damos las claves para vestir de Navidad tu cafetería, coge lápiz y papel. 

¡Empezamos!


Crea un espacio agradable en el interior 

Es importante crear un ambiente cálido en el interior de tu cafetería. En esta época del año, los clientes buscan lugares acogedores donde sentarse y degustar una taza de café caliente 

Utiliza colores rojos, verdes, dorados o plateados para crear un ambiente navideño. Si cuentas con espacio suficiente, un árbol decorado con buen gusto, es una apuesta segura. 
Prueba a introducir adornos en el árbol que lo harán único, como por ejemplo, adornos hechos con granos de café, posavasos colgados o piñas secas. 

La entrada tiene que ser un imán

El escaparate es lo primero que ve el cliente de tu cafetería. Es importante acertar con la decoración, ni muy sosa, ni muy recargada. Lo justo para crear un ambiente navideño que haga que el cliente quiera entrar. 
Coloca guirnaldas, alguna cadena de luces, y un pequeño árbol de Navidad que hará que tu bar luzca muy especial. Decora el árbol con luces led, estrellas, bolas, y cualquier adorno que te guste. Algo sencillo y no recargado. 
 
En la puerta puedes poner un calcetín de Papá Noel o una corona. 

Las mesas 

Otro punto clave, es la decoración en las mesas. Un servilletero navideño, un centro de mesa pequeño con bolas de Navidad o hecho de velas que no estorben a los comensales. 


Utiliza los sentidos para inundarlos de espíritu navideño

Tienes que conseguir que los clientes cuando entren en tu cafetería se contagien de tu espíritu navideño. ¿Cómo? Con el olfato y la música. 

Pon villancicos y música alegre. Si tus clientes van a estar mucho rato en tu local no les aburras siempre con lo mismo, un poco de variedad está bien. Puedes combinar villancicos antiguos con modernos y dar pequeños descansos poniendo música alegre que no suene tanto a Navidad.

Por último, el olfato, uno de los sentidos con más potencial de activación. Puedes poner aromas típicos de tu zona, como olor a castañas asadas, olor a pinos frescos, olor a caldo casero, olor a algo típico que olía cuando tus clientes eran pequeños. 

¡Ya lo tendríamos! Sigue estos consejos y traslada tu espíritu navideño a tus clientes. 

¿Qué te ha parecido? 

Puedes conocer nuestra gran gama de productos para hostelería o ponerte en contacto con nosotros para mayor información sobre los productos que podemos ofrecerte